SPORT AND ART


Maurice (Moe) Baker: Hombre de acero y madera

Maurice (Moe) Baker: Hombre de acero y madera

Maurice+Baker+armwrestling-101

Moe Baker tenía 13 años cuando le pidió a su padrastro un equipo de pesas. En lugar de eso, su padrastro, un leñador de Maine, le llevó al bosque y le dijo, “Ahí tienes una pila de madera. Cárgala en el camión”

Desde entonces, cada fin de semana, Moe cargó toneladas de madera y cuando tuvo 16 años comenzó a trabajar a tiempo completo para la empresa de madera cortando árboles a mano. Como entretenimiento en los descansos, los leñadores se “relajaban” echando pulsos para ver quién era más fuerte.

“Al principio no lo hacía muy bien contra los experimentados hombres- hachas” dijo Moe, “y nunca gané una competición. Pero me enseñaron los secretos del armwrestling, especialmente a tirar por fuera (top roll), Por supuesto, en esa época no lo llamaban top rolling”

En los primeros años 60, durante la crisis de Berlín, Moe se alistó y sirvió en la 82 División Aérea. Cuando volvió a su trabajo en la compañía maderera tres años después, “Hice pagar a los experimentados hombres- hachas por todas las veces que me habían tumbado”, dijo, con voz risueña.

Hombre de Acero

Moe nunca levantó pesas para obtener su increíble fuerza. En lugar de eso, trabajó en la forja de acero de la Nueva Partida- Hyatt División de General Motors en Bristol, CT, durante 25 años. Los forjadores desarrollan increíbles brazos y muñecas manejando barras de acero de 12 centímetros y medio de diámetro y de todas las longitudes (cada barra pesa unos 83 kilos por metro de largo). Más de 3000 hombres trabajaban en la instalación y muchos, como el leñador Moe, estaban aquí desde los 10 años, los trabajadores más fuertes de la forja e involucrados en campeonatos de armwrestling. Moe rápidamente se colocó como el mejor luchador.

Moe Baker finalist en el Campeonato Mundial de la Federación Internacional de Armwrestling de 1968

M. B. in the finals of the 1968 IFAW World Championships

“Uno de mis compañeros de trabajo me dijo que si era tan malditamente bueno porqué no competía en el Campeonato Mundial de Armwrestling en Nueva York” Moe se apuntó a la competición, tuvo lugar en Brooklyn en 1968, y ganó el título en la categoría de peso pesado. En esta competición encontró otro novato en el depporte, Steve Stanaway, quien ganó en la categoría de 85 kilos.

Cuando volvió a la forja con su trofeo, los trabajdores le animaron a participar en el Campeonato Mundial de Armwrestling en Petaluma, CA, en 1971. Allí sufrió la humillante derrota contra Jim Dolcini en la final. “Perdí por mi propia estupidez”, dijo Baker. “Mi brazo se tensó y caí. Pero le dije a Dolcini que volvería el año siguiente para vencerle”

Moe Baker versus Jim Dolcini- Final del Campeonato Mundial de armwrestling de Petaluma 1972

PetalumaWWC1972 (18)

El año en que ganó su título mundial en la categoría de peso pesado

Moe cumplió su palabra y ganó la siguiente competición. Desde entonces ganó cuatro veces más el campeonato mundial en la categoría de peso pesado y una docena o así de títulos nacionales. En los tiempos en que los luchadores aún no ganaban premios en metálico, para Moe los viajes de largo recorrido, como a Petaluma, eran muy caros. Poe eso se centró en todos los Campeonatos de la Costa Este y se enfrentó a campeones como Roy Ridgely y Jim Williams.

“Ridgely quería ganarme de mala manera” dijo Moe “y en una ocasión me citó en un bar de Massachusetts y me retó a un pulso. Intentó emborracharme antes del pulso, suponiendo que así yo sería más fácil de batir. Lo que no sabía era que yo era mejor cuando bebía”. Moe ganó.

Moe Baker versus Jim Williams. Mundiales en Scranton 1971

Maurice+Baker+and+Big+Jim+Williams+(3)

Jim Williams, levantador de potencia, de 154 kilos, de Scranton, PA, era el hombre más fuerte con quien Moe jamás había combatido, dijo. “Si Williams hubiera conocido las técnicas de armwrestling habría sido imbatible. Era muy fuerte” Moe también trabó amistad con Al Turner, a quien solía encontrar en los campeonatos nacionales y mundiales de la Costa Este. “Era un gran luchador de brazos” dijo Moe, “el mejor”

No le gusta tirar por dentro (hook)

A Moe nunca solía tirar por dentro y nunca permitió que nadie le batiera por dentro.

“El hook trae problemas” dijo, “siempre creí en mantener mi brazo y mi mano bien rectos. Mi secreto era mantenerme por encima de la mano de mi oponente y tirar contra sus dedos, no su muñeca, y girar su mano hacia mi nariz antes de presionar de lado. Nadie entendió esta técnica en aquellos tiempos excepto los leñadores”

Para los estándares actuales, con algunos pesos pesados que suben las escalas a más de 181 kilos, Moe no estaría a la altura. En sus mejores luchas pesaba alrededor de 118 kilos, tenía un pectoral de 132 centímetros, bíceps de 50,8 centímetros, antebrazos de 45, 7 centímetros y muñecas de 24 centímetros.

A los 70 años viviendo a New Hartford, CT, goza de un relajado retiro, principalmente porque recientemente tuvo una operación de un triple bypass. Su hija, Danya, compitió muchos años y ganó algunos campeonatos mundiales y nacionales. Moe fue homenajeado hace dos años cuando se le incluyó en el Hall de Deportistas Famosos de Bristol CT. El consejo de Moe para los futuros luchadores de brazos: “¿Alguna vez habéis ordeñado una vaca? Esta actividad genera un montón de fuerza, como hacer otras tareas que involucren  y manos, muñecas y todo el cuerpo. Las pesas están muy bien, pero necesitáis desarrollar toda la fuerza a través de duros trabajos físicos” Moe sabe de lo que habla.

Author: Jimmy Van Orden.

Del blog “Armwrestlers Only”

http://armwrestlersonly.blogspot.co.uk/2013/09/maurice-moe-baker-man-of-steel-and-wood.html

Version: Pedro Polo (Sport and Art)

PetalumaWWC1972 (15)

 “Maurice (Moe) Baker: Man of steel and wood

Moe Baker was 13 when he asked his step-father for a set of barbells. Instead, his step-father, a Maine lumberjack, took him out in the woods and said, “Here’s a pile of wood. Load it in the truck.”

Every weekend from that day on, Moe loaded tons of wood and when he was 16 started work fulltime for the lumberyard cutting trees by hand. For fun during breaks, the lumberjacks “took it easy” by arm wrestling to see who was strongest.

“I didn’t do too well at first against the old wood-choppers,” said Moe, “and never won a contest. But they taught me the secrets of arm wrestling, especially how to top-roll. It wasn’t called top-rolling back then, of course.”

Moe enlisted and served in the 82nd Airborne Division during the Berlin crisis of the early 1960s. When he returned to his job at the lumber company three years later, “I paid back the old wood-choppers for the beatings they gave me,” he said, with a chuckle in his voice.

Man of Steel

Moe never lifted weights to gain his incredible strength. Instead, he worked at the scalding hot steel forge at the New Departure-Hyatt Division of General Motors in Bristol, CT, for 25 years. Forge workers had to have incredible arms and wrists to handle the 5-inch-thick steel bars of all sizes (each bar weighed 56 pounds/foot).

More than 3,000 men worked in the facility and, much like the lumberjacks Moe worked with as a teen-ager, the strongest worked at the forge and engaged in arm wrestling contests. Moe quickly established himself as the plant’s best puller.

Moe Baker in the finals of the 1968 IFAW World Championships.

“One of my co-workers said if you’re so darn good why don’t you compete in the World Armwrestling Championships in New York City.” Moe entered the contest, held in Brooklyn in 1968, and won the heavyweight title. It was at that contest that he met another newcomer to the sport, Steve Stanaway, who won the 198 pound class.

When he returned to the steel mill with his trophy, workers encouraged him to enter the World Arm Wrestling Championships  in Petaluma, CA, in 1971. There, he suffered a humiliating defeat to Jim Dolcini in the finals. “I lost due to my own stupidity,” said Baker. “My arm tightened up and gave out. But I told Dolcini I’d be back to beat him the following year.”

Moe Baker vs Jim Dolcini – finals of WWC Petaluma 1972

The year when he won his world title in Heavyweight division

Moe kept his word and won the follow-up match. He then went on to win four more world heavyweight championships and a dozen or so national titles. In the days before arm wrestlers won cash prizes, Moe found long-distance trips, such as to Petaluma, to be too expensive. So he focused on all the East Coast tournaments and faced champions such as Roy Ridgely and Jim Williams.

“Ridgely wanted to beat me real bad,” said Moe, “and on one occasion met me at a Massachusetts bar and challenged me to a match. He tried to get me drunk before the match, figuring I’d be easier to beat. But what he didn’t know was that I get better when I drink.” Moe won.

Moe Baker vs Jim Williams – Worlds in Scranton 1971

Jim Williams, the 340-pound power lifter from Scranton, PA, was the strongest man Moe ever pulled, he said. “If Williams had known arm wrestling techniques he might have been unbeatable. He was that strong.” Moe also developed a friendship with Al Turner, who he usually met at East Coast world and national championship contests. “He was a great arm bender,” said Moe, “the best.”

Didn’t like the hook

Moe never used the hook and he never allowed anyone to put him into a hook.

“The hook gets you in trouble,” he said, “and I always believed in keeping my arm and hand very straight. My secret was to hold the top of my opponent’s hand and pull against his fingers, not his wrist, and to draw his hand towards my nose before applying side pressure. No one understood this technique back in the old days, except the lumberjacks.”

By today’s standards, with some heavyweights tipping the scales at more than 400 pounds, Moe might not stand out. At his fighting best he weighed around 260, had a 52-inch chest, 20-inch biceps,18-inch forearms and 9.5-inch wrists.

At 70 years old and living in New Hartford, CT, he takes it easy in retirement, mainly because he recently went through triple-bypass surgery. His daughter, Danya, arm wrestled for many years and won several national and world championships. Moe was honored two years ago when he was inducted into the Bristol, CT, Sports Hall of Fame.

Moe’s advice to up-and-coming arm wrestlers: “Ever milk a cow? That activity takes a lot of power, as do other manual tasks that involve the hands, wrists, arms and overall body. Weights are all right, but you need all-around power developed by hard physical work.” Moe should know.”

Author: Jimmy Van Orden

http://armwrestlersonly.blogspot.co.uk/2013/09/maurice-moe-baker-man-of-steel-and-wood.html


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: